El Ajo Es Un Excelente Antiséptico

0

el ajo antisépticoNombre común o vulgar: Ajo, Ajos, Ajo blanco. Nombre científico o latino: Allium sativum. Familia: Liliáceas. Origen: centro de Asia, de donde pasó a Egipto, Grecia, Roma y al resto de Europa. Los españoles lo llevaron a las Américas. Hay muchas variedades de ajo, siendo el más común el ajo blanco. Existe rosa o morado, gigante y miniatura.

El  ajo es una planta que pertenece a la familia de las liliáceas, esta planta es conocida por su uso en la cocina (usos culinarios), sin embargo, también tiene algunos otros usos y propiedades terapéuticas poco conocidas hasta ahora.

El principio activo del ajo es una esencia particular sulfurado y designada químicamente con el nombre de sulfuro de alilo, esta esencia se obtiene por destilación del ajo con agua: de quinientos gramos de ajos se obtienen de cien a ciento veinte gramos de esencia. Esta esencia tiene un olor irritante que provoca lagrimeo y si se coloca en la lengua provoca una acción cáustica.

Por esta esencia el ajo es un buen condimento y un buen estimulante en las vías digestivas, siempre y cuando son se prolongue el cocimiento, en este caso pierde sus propiedades, sin embargo, se debe de advertir que puede ser indigesto y muchas personas no lo soportan.

Se ha demostrado que el ajo es un antiséptico intestinal excelente impidiendo las fermentaciones pútridas del intestino, y por lo tanto, impide las auto-intoxicaciones, además estimula el funcionamiento del hígado y el riño, por esta razón evita el estreñimiento y aumenta la cantidad de orina por acción directa sobre el epitelio renal.

Las útiles propiedades del ajo, son muchas y más cuando este se toma crudo, por la acción del calor pierde mucho de su actividad, por lo tanto, se indicaran algunos medios para ingerirlo, sin que provoque una acción irritante en a la boca y que favorezca el paso rápido al intestino, para que este no permanezca mucho tiempo en el estomago y provoque indigestión o eructos desagradables.

A si pues, lo primero es usar tres dientes de ajos, machacarlos para transformarlos en papilla, y tragarlos sin masticar a la mitad de la comida, con el objetivo de que este se mezcle con los alimentos y que no tenga un contacto muy directo con la mucosa del estomago.

Muchas de las sustancias de las esencias sulfuradas, se eliminan también por la mucosa brónquica y esta favorece a la expectoración,  favoreciendo a la desinflamación delas branquias.

Colocar el ajo directamente sobre los callos, durante algún tiempo, favorece a su reblandecimiento y su desaparición; desgraciadamente, su olor penetrante y desagradable disminuye su utilidad.





Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Página 1 de 11